top of page

Mis seis vinos del mes

Bogotá y Punta Cana

Siempre he dicho que la ventaja de ser sommelier no es la de poder recomendar vinos caros y famosos. Por el contrario, lo que es realmente valioso de adquirir toda esta experiencia alrededor del vino es saber cuáles y dónde están esos vinos ricos que, sin costar más, nos brindan experiencias deliciosas. Acá va mi lista de diciembre, con el ánimo de que puedan comprar en volumen para sus fiestas de fin de año.


6. 2021 B&G Roi Chevalier, AOC Saint Emilion, Francia


Esta es mi denominación favorita de burdeos; a mí me encanta el merlot y en esta zona, es la cepa que domina los ensamblajes. Este en particular, aparte de merlot tiene cabernet franc, otra maravilla del mundo de los tintos. Es un vino de buena estirpe, que está maravilloso en boca y que es digno de ser servido en los eventos refinados que tenga por estos días. Está bueno con carnes rojas y blancas pero no con pescado o mariscos. Lo trae Marpico. Para más información visite en Instagram: @marpicovinosylicores.


 

5. 2018 Protos Crianza, DO Ribera del Duero, España


Pasa con este lo mismo que el anterior: es un vino con muy buena estirpe que aparte de estar muy rico, lo deja bien parado con los invitados. Se trata de una denominación clásica y de una bodega de renombre que cuida mucho su marca y saca al mercado vinos bien elaborados. Yo me lo tomé en clima caliente hace poco; lo metí a la nevera hasta que alcanzó trece grados y así lo serví. Me pareció que ese toque de frio le sentó muy bien. Ahora, si lo va a servir en clima frio, mejor hágalo a quince. Delicioso para las tapas, la paella o los quesos curados. Lo trae Marpico. Para más información visite en Instagram: @marpicovinosylicores.




 

4. 2022 La Vieille Ferme, AOC Luberon Contrôlée, Francia


Esta belleza es un vino blanco delicado y frutal del sur del Valle del Ródano. Fácil de beber, sirve para disfrutar solo o para acompañar ensaladas y platos ligeros. Es una mezcla de cuatro cepas blancas típicas de la región, dentro de ellas la ugni blanc y la garnacha blanca. El alcohol es bajo así que es perfecto para servir desde temprano y disfrutarlo en estos días de vacaciones, frente al piscina, el mar o la montaña. No llega a Colombia, pero Inverleoka tiene uno parecido, Belleruche de la bodega M. Chapoutier. Para más información visite en Instagram: @kava.terroir.



A República Dominicana lo trae El Catador. Para más información visite en Instagram:@loscatadores.



 

3. 2021 Loimer Lois, Kamptal, Austria


Yo sigo con mi brigada exploratoria de los vinos de baja intervención. ¡Cómo me gustan! Este es un gruner vertliner, una de la cepas insigne de Austria, la cual suele tener un cuerpo insospechado. Como prefiero siempre el blanco frente al tinto yo suelo tomarme estos vinos con carnes rojas y créame que les va perfecto. Confieso que hay veces también me los tomo sin comida, charlando, leyendo un libro o porque no, viendo la final de un Grand Slam, como me pasó con el último gruner que destapé. Lo trae Vinicultura. Para más información visite en Instagram: @viniculturacol.


 

2. 2021 Franz Haas Sofi, Vigneti delle Dolomiti IGT, Italia


Este vino no es un rosado. Es un tinto. Lo que pasa es que la concentración de polifenoles de la Schiava, la cepa con que lo elaboran, no es tan alta y por eso el color es más tenue.


En boca es súper vibrante y profundo y puede llegar a ser uno de los vinos más versátiles que he probado. Va con casi cualquier plato que se le ponga y no estoy exagerando. Si quiere un comodín para este fin de año, este es su vino. ¡Sírvalo frio!


Lo trae 90 Puntos. Para más información visite en Instagram: @90puntoswines.



 

1. Segura Viudas Gran Reserva Vintage 2013, DO Cava, España


Bueno es que en diciembre ni modos de no tener de primeras a un espumoso. ¡Es que lo andan sirviendo por todos lados! Esta joya me la tomé de bienvenida en una cena en Punta Cana y no sé si fue el clima, el maridaje o la compañía, pero quedé matada. Los tres años sobre lías más otros diez en la botella, han hecho de este vino algo sublime. Definitivamente es un espumoso para acompañar con comida. Si bien se puede brindar con él, pienso que beberlo solo puede que lo deje sin poder expresar todo lo que tiene para dar. Sírvalo con unos tacos de cochinita pibil (con bajo picante) o con unos huevos benedictinos al desayuno… Yo le doy ideas pero Usted decide. A Colombia lo trae La Vinería. Para más información visite en Instagram: @lavineriaderuyda.


A República Dominicana lo trae El Catador. Para más información visite en Instagram:@loscatadores. 


Comments


Últimas entradas

bottom of page