top of page

Hodelpa Nicolás de Ovando



Lobby

Santo Domingo, República Dominicana. En el corazón de la ciudad colonial de Santo Domingo, capital de la República Dominicana y ocupando toda una manzana sobre la Calle de las Damas, se encuentra este emblemático hotel, que en otrora fuera la residencia del primer gobernador de Las Américas, Nicolás de Ovando.


 

Hodelpa Nicolás de Ovando

Construido en 1502, su arquitectura no llega a ser del todo colonial sino más bien de la época de la conquista: acabados más secos y brutales, menos inversión en los detalles y gran énfasis en la solidez e invulnerabilidad de las edificaciones. Esta estética, que de alguna manera evoca lo medieval o lo románico, hace de su edificio principal una verdadera reliquia, como bien lo ratifica su calificación como patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO.


Patio
 

Suite Club Imperial

En cuanto a la experiencia, el servicio es cercano y afectuoso, como pasa en casi todos lados en la República Dominicana. Las habitaciones son muy cómodas y están dotadas con todo lo que promete un hotel de alta categoría. Sin embargo, para aquellos viajeros que prefieren una experiencia un poco más lujosa, está la opción de reservar en el Club Imperial, una zona de acceso exclusivo que ofrece suites coloniales, un poco más grandes y mejor dotadas que las habitaciones normales, con vista sobre la Calle de las Damas y una serie de amenidades y servicios especiales.





Suite Club Imperial

Edificio Deco calle El Conde

Y aunque la experiencia en general es muy agradable, lo mejor de este Hotel es su ubicación. Está a tan solo una cuadra de la Plaza España desde la que se puede apreciar el Alcázar de Colón, residencia construida para el hermano de Cristobal Colón o cenar en el famoso restaurante Pat’e Palo, una brasserie europea – como ellos la denominan – en donde se come absolutamente delicioso. ¡Muy recomendado! Así mismo, queda a unas pocas cuadras del Parque Colón, de la Catedral Primada y de la calle peatonal El Conde, a lo largo de la cual se pueden apreciar bellísimos y exuberantes edificios estilo “Art Déco” que dan una idea del poderío que tuvo el país durante toda la colonia. Un gran plan para los amantes de la arquitectura.


Quedarse una noche en Hodelpa Nicolás de Ovando, cenar en Pat’e Palo y recorrer a pie las calles de la ciudad colonial para disfrutar de su bella arquitectura es un plan que recomiendo.

Comentarios


Últimas entradas

bottom of page