top of page

Boulevardier, el nuevo bar del Hotel Four Seasons en Bogotá



Bogotá, Colombia. Pocas locaciones tan especiales en Bogotá como el Edificio Casa Medina, declarado Monumento Nacional durante el gobierno de Belisario Betancourt, en donde hoy opera el Hotel Four Seasons de Bogotá. Su arquitectura inusual y un impresionante trabajo artesanal en piedra y carpintería lo hacen único en el país. No en vano es el lugar que escogen para hospedarse los más célebres turistas que recibe la ciudad.


Espacios

Conscientes del diamante en bruto que tenían en sus manos, no solo por su localización en la esquina de la Calle 69 con Carrera Séptima, a tan solo metros de la Zona G, el Centro Financiero y las nuevas zonas gastronómicas de la Calle 65 y Chapinero Alto, si no por la escasez de legítimos bares que aqueja esta zona de la ciudad, las directivas del Hotel se pusieron en la tarea de darle vida a Boulevardier.



Segundo piso

El espacio, que mantiene su estructura original, fue completamente remodelado y decorado al estilo de los años veinte, con detalles Art Deco en el mobiliario, los muros e inclusive en el uniforme de mixólogos y demás personal de servicio. El salón del primer piso mantiene su enorme chimenea de leña, tan típica de la Bogotá del siglo pasado, la cual le da un ambiente sinigual. En el segundo piso, que al ser un mezanine se conecta perfectamente con lo que está sucediendo en el primero, se mantiene la maravillosa decoración y se puede disfrutar de todo lo que pasa en el lugar, incluida la banda de música en vivo.


Cocktails

Y aunque con el espacio interior basta para estar supremamente a gusto, los creadores de Boulevardier decidieron ampliar la experiencia del cliente, habilitando corredores “secretos” en los sótanos dentro del Hotel, los cuales llevan a un segundo ambiente, al aire libre, en los patios interiores del maravilloso edificio. En este espacio se puede disfrutar de una completa selección de puros y habanos.


Bocados de panceta

La oferta de Boulevardier gira entorno al whisky y a los cocteles de autor. En su carta ofrecen once maravillosos cocteles diseñados específicamente para el lugar, a parte de otros clásicos para quienes prefieren ceñirse a lo que conocen y saben que les gusta. Los tragos son acompañados con platos pequeños que se comen con la mano, estilo “finger food”, como la pancetta en costra de panela que está de morir.


Para acceder a Boulevardier, se puede hacer desde la puerta que habilitaron por la calle 69 o desde el interior del Hotel. Para más información, horarios y reservas, consulte en Instagram: @boulevardierbogota.








Comments


Últimas entradas

bottom of page