top of page

Osaka: un restaurante único en Bogotá


El salón principal. Foto: Trip Advisor.

Bogotá, Colombia. Hace rato quería escribir de este sitio; siempre que voy salgo feliz y satisfecha, pensando que comí cosas exquisitas, que no hay en un ningún otro restaurante y que, además, difícilmente podría yo hacerlas mejor en mi casa. Fui hace unos días que estuve por Bogotá y reitero que Osaka es para mí, uno de los mejores restaurantes de la ciudad.


Osaka Bogotá es una de las cinco franquicias que han otorgado Diego de la Puente y Diego Herrera, fundadores de este restaurante de cocina Nikkei (fusión de comida peruana y japonesa) en Lima -las otras están en Buenos Aires, Santiago, Sao Paulo y Miami.


Abrió al público hace ocho años y creo que desde ese día nunca lo he visto vacío; es más, casi siempre me ha tocado llamar a alguno de los miembros de su equipo para que me ayude con la reserva. Es un sitio mega exitoso que, a pesar de ser de los más costosos de la ciudad, parece siempre salvarse de los bajones que sufre el sector. ¿La fórmula? Calidad del producto, excelencia en el servicio y un equipo directivo con toda la experiencia, la pasión y la disciplina para no bajar la guardia en ningún frente. ¡Nada más! Aclaro esto ya que por estos días son muy comunes las quejas de varios restaurantes que le achacan las bajas ventas a la política nacional, en vez de primero mirar hacia adentro a ver si todavía hay cosas por hacer en su negocio para hacerlo más deseable y competitivo. Este claramente no es el caso de Osaka; allá se notan que se hacen la autoevaluación a diario y que andan siempre anticipándose a todo para evitar dejar de ser tan “sexy” como lo son desde el día uno de su apertura. ¡Bien por Osaka y su equipo!  


Entrando en materia, arranco por la decoración. Si bien no es enteramente de mi estilo, lo que sí me parece es que se le nota el diseñador de interiores, la calidad de los acabados y el concepto. No hay rincón que no diga que fue pensado y es evidente que no ahorraron un peso en mobiliario, textiles, iluminación y en fin.


Sigo con el servicio; me impresiona cómo manejan el ritmo del salón. Yo creo que Osaka vende más por efecto rotación de puestos al día que por tiquete promedio. Se han montado un sistema de “armarle” a uno la experiencia, escogiendo ellos los platos que llevan a sus comensales y siento que muy poca gente se atreve a decir que no, que prefiere pedir personalmente de la carta. Esta experiencia, que consta de varios platos pequeños para compartir, se desocupan a los pocos minutos de llegar a la mesa y en cuanto están por acabarse ya están trayendo el siguiente. Los meseros se saben la carta muy bien. Comentan ingredientes y técnicas con mucha precisión sin excederse y privilegiando el deseo de los comensales de poder hablar tranquilamente entre sí. Al final uno termina probando como siete platos en un promedio de una hora y si se le suma el cafecito, está afuera en máximo una hora y veinte minutos. Lo bonito de como llevan este sistema en Osaka es que se hace de manera muy profesional y sutil y en ningún momento se siente uno presionado.


En cuanto a la cocina, no tengo objeción alguna, es deliciosa. Hay un capítulo de ceviches, otro de tiraditos, otro de sushi y finalmente uno de platos calientes. Todo sale brutal en términos de textura, temperatura, decoración y sabor. La verdad es que es todo tan rico que llega uno a sentir ansiedad entre plato y plato. ¡Me encanta! Me imagino que así son los restaurantes de almuerzo en la zona financiera de Tokio: una experiencia gastronómica única a una velocidad que va de acuerdo con los nuevos órdenes del mundo.  


En mi visita a Osaka la semana pasada, claro que dije que sí a que me trajeran lo que ellos quisieran y esto fue lo que comí (haga click en la flecha a la derecha para ver todos los platos):



Si tuviera un sistema de puntajes, que sí que lo debería desarrollar e implementar, este restaurante se ganaría el puntaje máximo. Es costoso, pero creo que vale la pena totalmente la inversión (en otros sitio paga uno más por comer muy regular).


Para más información y reservas visite en Instagram @osakabog.

留言


Últimas entradas

bottom of page