top of page

Four Seasons La Mansión


La Mansión

Buenos Aires, Argentina. Desde la primera vez que estuve en Buenos Aires hace casi veinte años, he sentido una gran curiosidad por una imponente casa de estilo neobarroco ubicada en la calle Cerrito, una de las más lindas del barrio El Retiro. Durante años estuve convencida que era una residencia o quizás un club privado hasta que un día me enteré de que era una extensión del hotel Four Seasons y que la habían adecuado con siete suntuosas suites, las cuales se podían reservar para alojamiento. A partir de ese momento me fijé el objetivo de visitar este lugar para conocer un poco más acerca de su historia.


Sala suite presidencial

El Palacio Álzaga, como se conoce desde su construcción a comienzos del siglo XX, fue el regalo de bodas que el Sr. Félix Saturnino de Álzaga Unzué le hizo a su esposa Elena Peña Unzué. Su diseño y construcción, que sucedió entre 1916 y 1920, estuvo a cargo del arquitecto escocés Robert Russel Prentice, graduado de la Escuela de las Bellas Artes de París, quien propuso ejecutar el encargo combinando conceptos de los estilos neobarroco inglés y francés para darle gusto tanto a Félix como a Elena, quienes tenían una predilección por cada uno de dichos estilos, respectivamente.



Hall de alcobas
 

Foyer




Habitación suite presidencial

Del matrimonio Álzaga-Peña no hubo hijos, razón por la cual sus herederos la pusieron en venta luego del fallecimiento de Elena en 1982. En 1985 fue adquirida por un inversionista árabe, quien con la idea de convertirla en un hotel cinco estrellas, contrató a la cadena estadounidense Hyatt, para que la adecuara y la operase.


Más tarde, en el 2006 la propiedad cambio de dueño y de operador, para convertirse en lo que es hoy en día: el hotel boutique más lujoso de Argentina. El edificio fue totalmente restaurado por dentro y por fuera y hoy se conservan la fachada y el interiorismo original. En cuanto a los muebles, estos lamentablemente fueron vendidos durante la era Hyatt, por lo que ya no reposan en La Mansión. Aun así, y gracias al impecable gusto de quienes dirigen el área de interiorismo de la cadena Four Seasons, el mobiliario actual logra que se siga evocando lo que puedo haber sido la vida íntima de la millonaria pareja.


Baño suite presidencial

Restaurante Nuestro Secreto

En cuanto al servicio, La Mansión es atendida por el Four Seasons, manteniendo los estándares de personalización, abundancia y buen gusto que caracterizan a esta marca. Además, como es usual en otras de sus locaciones en el mundo, su restaurante principal, Elena, está recomendado por la Guía Michelin y el Spa, Cielo, es sin duda uno de los más sofisticados del cono sur.


A La Mansión se accede desde el patio interior del hotel, donde se encuentran la piscina y el fantástico restaurante Nuestro Secreto. También se puede acceder desde el hotel, a través de corredores subterráneos.



 

Restaurante Elena

Por lo demás, estar en La Mansión es como estar en París. No solo por su estilo y decoración sino también por lo que se ve desde sus ventanas. Es que, si hay un lugar en el mundo que se parezca al distrito ocho de París, es el barrio El Retiro de Buenos Aíres.

 

Para más información y reservas visite en Instagram @fsbuenosaires.

留言


Últimas entradas

bottom of page